sábado, 9 de diciembre de 2017

LA NUEVA WEB DE FAPAS

El próximo martes día 12, estará activa la nueva 
Web del FAPAS
Su enlace como siempre: www.fapas.es


La nueva Web  sustituirá a este Blog que ha estado activo durante los últimos dos meses y medio.  Un tiempo en que la actividad ha sido intensa,  colocando información de interés en el ámbito del trabajo del FAPAS y la conservación de la naturaleza en general.

Durante este tiempo, la entrada media al Blog se ha situado en 2.000 visitas al día con una   presencia del contenido  en medios de comunicación muy intensa. 










Nuestra intención es continuar con esta línea de información a los socios, sirviendo de comunicación a otras iniciativa  y especialmente, a través de una información, veraz, rigurosa y técnica, acercar   a la sociedad en general, la actual problemática de la conservación de la naturaleza en nuestro país.



La nueva Web,  mantendrá al día la información de cada uno de los proyectos que FAPAS  desarrolla.  Y cada sección contendrá información gráfica que permitirá conocer día a día las novedades que se vayan produciendo.

FAPAS HOY

La información más actualizada estará vinculada a las Noticias del FAPAS HOY, donde  la última noticia será la primera del grupo de noticias que aparecerán en la cabecera de la Web.


LA TIENDA DEL FAPAS


FAPAS vuelve a poner en marcha su Tienda vía on-line, en la que  aparecen los nuevos productos  que estarán a la venta, siempre relacionados con los proyectos y trabajos de la asociación. 

Se podrá acceder a ella directamente desde la Web, entrando en la sección TIENDA.

Nota: La nueva Web sustituye al Blog que quedará anulado.  

Por cuestiones técnicas, es posible que el lunes  día 11, algunos usuarios tengan problemas para acceder al sitio Web www.fapas.es dado que se necesitan 24 horas para que el dominio Web de FAPAS quede alojado en todos los servidores a nivel mundial.






miércoles, 6 de diciembre de 2017

Carta al oso al que dispararon en la montaña de Palencia




Estimado señor Oso:
No es mi costumbre dirigir misivas a animales, ni siquiera cuando tienen apariencia de humanos. El motivo de esta carta no es otro que expresar mi preocupación por la falta de noticias sobre su paradero. Dice el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, que ese es un indicio de buena noticia. Vamos, que sigue usted vivo por esas montañas de Dios a pesar de que un cazurro le propinó un escopetazo. Ande usted con cuidado por esos territorios. No se fíe para nada de que están sometidos a protección especial. Los delincuentes, los furtivos, los malos cazadores, sin alma ni sensibilidad, ávidos de satisfacer su vanidad y sed de sangre con trofeos, campan a sus anchas.
Le prevengo, estimado plantígrado de que de los once osos muertos o tiroteados en la zona oriental desde el año 2000, ocho lo han sido en Palencia. Triste bagaje, como puede suponer. Y es que por estas tierras debe haber mucho señorito de montería que se cree el cacique de “Los Santos Inocentes” que con tanta maestría encarnó Juan Diego en la película de Mario Camus.
Sé, estimado amigo, que a usted le dispararon en la Reserva de Caza de Fuentes Carrionas que, como antes dije, goza de protección. No se fíe. En su día se llegó a modificar esa protección para propiciar una estación de esquí que luego no prosperó. Y aunque el 99,99 por ciento de los que tienen que velar porque se cumpla la ley en la zona, así lo hacen, hay algún indeseable que incumple con su obligación. Le cuento: hubo un celador mayor que acabó en los juzgados y expedientado por colaborar en batidas ilegales. Ese el ambiente en el que usted se mueve señor Oso. Y es que a usted le llaman animal y a los de mi especie, humanos.
Pero a veces se tornan los papeles y son noticia animales que disparan a osos, dicen que pensando que son jabalíes, exhiben en fotos a lobos que han atropellado o despeñan por un barranco a un jabalí utilizando palos. Supongo que usted, señor Oso suscriba lo que dicen los conservacionistas y a lo que yo me sumo sin ambages: no puede ser que la administración permita la realización de batidas en zonas críticas para la conservación del Oso Pardo y que luego presuma de la conservación de esta especie protegida. Poco más que decirle porque en la radio el tiempo es oro.
Deseando que se haya recuperado de las heridas que le propinó un mal cazador, le envío un cordial saludo y la constatación de la absurda crueldad humana.
http://cadenaser.com/emisora/2017/12/04/radio_palencia/1512377508_729064.html

lunes, 4 de diciembre de 2017

¿CUANTOS LOBOS HABRÁ EN ASTURIAS?

Llevamos años escuchando cifras sobre los números de lobos que hay en España.  

¿Son reales estas cifras?



Se dice que en la Península Ibérica  hay entre 2000 y 2.500 lobos, ocupando mayoritariamente el norte ibérico de España y Portugal.

Son cifras que por repetidas, han calado hondo y se dan como válidas. Pero, ¿quienes han hecho estos censos y cómo?. Si  indagamos, los censos son mayoritariamente datos aportados por las Administraciones o censos extraídos más de extrapolaciones que de verdaderos controles y censos fiables.

De otro lado, buena parte del censo se estima en  identificar   grupos familiares de lobos y multiplicar por un determinado número de ejemplares  por grupo familiar o reproductor.

En Asturias, la Administración Regional acaba de publicar un trabajo que  recoge los aspectos más fundamentales del trabajo de  control del lobo realizado por la propia Administración.

Son datos a los que no se les puede  criticar ni error ni falsedad, pero sí monopolio. La Administración asturiana, ha prohibido totalmente el desarrollo de los trabajos de investigación científica sobre el lobo. Solo los puede hacer la Administración, y por tanto, los datos que se aportan solo pueden ser suyos.

Es un interesante trabajo que  publicamos aquí para que sea consultado, fruto sin duda de la apremiante necesidad de aportar documentación  técnica que vaya más allá de los rumores o las conjeturas, de censos basados en  yo pienso que...

Y también sin ninguna duda, para poder responder a las críticas que desde hace años    la Administración de Asturias ha recibido por gestionar la población de lobos a ciegas, matando todo lo que se ponía delante de las armas de los funcionarios públicos, ofreciendo una patética pobreza de información sobre el lobo.



La pregunta es, y entonces ¿cuantos lobos hay?.

Hasta ahora, los datos siempre han sido aleatorios, oscilando entre 200 y 300 ejemplares según sean las fuentes más o menos creíbles.

La cuestión está en que  en este informe de la Administración de Asturias, no se indica el número de  individuos que compone cada manada detectada, ni tampoco el número  de cachorros nacidos  de cada camada, lo que nos induce a pensar que el nivel técnico de  campeo ha sido cuando menso escaso o esos datos  no son  introducidos en los informes.

En  algunas estimaciones, se plantea el  número de  lobos por manada en 9 ejemplares, tomando como referencia trabajos de campo en América.   Estimaciones que para  la Península Ibérica  parecen  excesivas.  Los datos de Asturias no evidencian para nada  esa  cantidad de lobos por manada.

Al contrario, los trabajos de seguimiento fotográfico están demostrando que en la actualidad, hablar de manadas es referirse a hembras solitarias, a grupos familiares de dos o como mucho, cuando los cachorros ya están crecidos a grupos de 4 ó 5   individuos.

Es evidente que hay muchos menos lobos de lo que se ha dicho hasta ahora y que cuando se  inician trabajos de seguimiento y control, se evidencia esta  situación, para nada tan espectacular como se venía diciendo.

En este vídeo, podemos ver al conjunto de una de esas manadas de las que habla el informe de la Administración asturiana. Está compuesto por 4 ejemplares. Su seguimiento durante varios meses, ha permitido conocer su composición, dos adultos y dos jóvenes.




INFORME DEL GOBIERNO DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS




sábado, 2 de diciembre de 2017

LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN NATURAL PARA LOS OSOS

Muchos de los daños que causan los osos a las colmenas se podrían evitar si los osos encontraran en la naturaleza  los recursos alimenticios que siempre ha habido


La conservación de determinada  fauna silvestre, está muy asociada a la problemática que se genera   con los daños que causan  a intereses  del ser humano.

El caso más palpable en la actualidad, y problemático, es el lobo.

El oso es también un animal que causa daños, principalmente en las colmenas de los apicultores.  Estos daños, se generan en especial al final del invierno y comienzos de la primavera.

    Osa y sus crías comiendo colmenas de una estación de polinización del FAPAS

Los osos necesitan recuperar energías después de un largo invierno de inactividad y ausencia de alimentación. Es entonces cuando el oso, siguiendo un instinto natural le lleva a recorrer los bordes de las laderas nevadas para  descubrir los cadáveres de los animales salvajes que  no han podido soportar la dureza del invierno.

Y en zonas de montaña donde abundan los pueblos y la actividad ganadera, los osos acuden a los fondos de los valles en estos entornos rurales. Conocen que son lugares donde habitualmente  encuentran  comida. Son las carroñas de animales domésticos que   han muerto en los pueblos durante los meses de invierno.  La manera de desprenderse de ellos ha sido históricamente el dejarlos en zonas donde no molestan.

     Oso comiendo del cadáver de un animal abandonado

Son estos lugares y estos hábitos humanos los que han tenido una gran influencia en la supervivencia de especies como el oso  o el lobo, y además para favorecer la convivencia sin grandes problemas.
La alimentación que  estas especies   aprovechan de la actividad humana, les evita tener que  acudir a los ataques y a los daños.

Pero los daños son fuente de quejas sociales, pero también son una importante fuente de intereses políticos. Porque el que los animales salvajes causen daños, es evidentemente  un  elemento positivo e interés político.

La polémica de los daños permite sacar pecho argumentando la necesidad de matar a la fauna. Una actitud política que está en boga ante una sociedad rural  desconocedora de procesos ecológicos complejos.

Matar se ha convertido en una herramienta de lucha política y sindicalista, pero para mantenerla, es necesario que la fauna salvaje  continúe haciendo daños. Nadie quieres saber nada de poner en marcha medidas que prevengan o hagan disminuir  los daños de la fauna salvaje.  

Lo más interesante es que los haya.




viernes, 1 de diciembre de 2017

LA NATURALEZA NOS PROTEGE Y NOSOTROS LA DESPRECIAMOS

Presentación del libro escrito por Eduardo Gil Delgado, abogado, especialista en  medio ambiente y activo socio colaborador de FAPAS

Eduardo, nos vuelve a descubrir con su nuevo libro, la cruda realidad que se cierne sobre nuestra naturaleza

PRESENTACIÓN:, martes 12 de Diciembre     a las 19,00 horas
ECOLAF
C/ Hortaleza, 116 Madrid 

miércoles, 29 de noviembre de 2017

A JUICIO POR DAR LA CARA POR EL LOBO

La Naturaleza   en España se ha  protegido a golpe de  dar la cara y con iniciativas y acciones directas

    Solo con gente así se han conseguido alcanzar en España las cotas de conservación  
que se han alcanzado.

Hace 30 años Phoracanta se encadenaba a buldozers para parar   la destrucción masiva de los montes y bosques españoles.  Se consiguió, aunque fue necesario presentarse ante un juez.


Ahora, la iniciativa de los valientes que decidieron dar la cara por el lobo,  dando a conocer a la sociedad  lo más macabro de la caza ilegal de manera directa, también se ven ante la Justicia.


Se sentarán mañana en el banquillo de los acusados, sabiendo que detrás de ellos, en segunda fila, hay miles de españoles que les apoyamos.


VIDEO: PRESENTACIÓN DE DATOS SOBRE LA PRESENCIA DE PERROS SALVAJES EN ASTURIAS

Conferencia del Presidente del FAPAS Roberto Hartasánchez en el Seminario Lobo y Daños que se celebró en 
Asturias el pasado viernes

Exposición íntegra de la comunicación de FAPAS sobre la presencia de perros salvajes en zonas de alto valor biológico en Asturias.
Se realizó con motivo del Seminario que para hablar de la problemática de los daños de lobo  organizaron varias entidades vinculadas a la vigilancia ambiental.

El vídeo recoge  toda  la disertación y aunque  la calidad de imagen no es buena al estar apagadas las luces de la sala de conferencias, el sonido recoge la totalidad de la charla.

Duración: 7 minutos.


martes, 28 de noviembre de 2017

PRESENTACIÓN DEL LIBRO: El Oso Pirineos y Cordillera Cantábrica

Jueves, 30 de Noviembre

LIBRERÍA CENTRAL
C/SAN BERNARDO, Nº31 (GIJÓN)


EN LA PLANTA BAJA, A LAS 7:30 DE LA TARDE

A través del trabajo de campo y a lo largo de  un ciclo anual, los naturalistas del FAPAS y FIEP, enseñan la vida del oso en las montañas de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos.


Explican cómo se estudia al oso en estas montañas, qué come, cómo utiliza su territorio, como se reproduce y pasa el invierno. Cómo evolucionan sus poblaciones.

Cada  anécdota está relacionada con una salida de campo e ilustrada con las fotografías correspondientes.

Las ONGs FAPAS y FIEP, analizan los problemas de conservación  del oso, especie “paragüas”. Dónde se protege el ecosistema y dónde habita, así como toda la vida que le acompaña en las montañas.

Durante más de veinticinco años, los miembros de las  asociaciones  FIEP, Fondo de Intervención Ecopastoral con sede en Francia,  que trabaja en  las montañas pirenaicas y el FAPAS trabajando en la Cantábrica, hemos mantenido de manera constante cada año un intenso intercambio de información entorno a esta especie,   con salidas de campo conjuntas tanto en los Pirineos como en las montañas cantábricas.

Fruto de esta relación de trabajo y experiencias, ambas organizaciones poseen un dilatado conocimiento del oso. De  su evolución a lo largo de todos estos años, con fracasos y éxitos que han llevado al oso a desaparecer de Pirineos y luego a resurgir a partir de la reintroducción o al incremento de la población cantábrica cuando nadie apostaba por su supervivencia.

Este libro, recoge estos más de  25 años de experiencias de ambas organizaciones que han unido su esfuerzo para tratar de plasmarlo en un documento que algún día servirá de referencia en la historia de la conservación del oso en la Península Ibérica.