jueves, 19 de octubre de 2017

EL LOBO SIN RESPONSABILIDAD ECOLÓGICA

La política de gestión del lobo en España está anulando el importante papel que posee como depredador


Pese a que España está evolucionando hacia ecosistemas  que en apariencia  se transforman en zonas de mayor  valor ecológico, perdiendo  el papel de terrenos de usos humanos a causa del despoblamiento rural,  gran parte de la fauna silvestre recupera  protagonismo.

Es un hecho real que este país comienza a  disponer de  enormes territorios con bajo rendimiento económico, lo que en apariencia parecen tierras y montes abandonados, pero que en realidad  están permitiendo la recuperación de una fauna silvestre  de gran valor ecológico.

Para unos, esta fauna de valor, es exclusivamente la cinegética,  pero por fortuna,  la oportunidad  de recuperación se  materializa en la presencia de  otras muchas especies, las que consideramos protegidas y salvo excepciones como el lince, la mayor parte de  predadores   han recuperado   niveles de población que posiblemente   sea difícil de comparar con otras épocas, pues durante cientos de años han sido perseguidos.

Lamentablemente no sucede  lo mismo con el gran depredador ibérico, el lobo, cuyas poblaciones han caído en desgracia a causa de una manipulada campaña de acoso social que le ha convertido en el punto de mira de sectores que ven en el lobo un competidor.

Resulta curioso enterarse por los medios de comunicación de las actuaciones de caza sin control de especies, debido a su alta densidad, a la necesidad de regular poblaciones o disminuir presión sobre intereses humanos. Pero todo ello a golpe de escopeta.




Al lobo se le persigue y se le priva de ejercer el papel de controlador que la naturaleza le ha otorgado por evolución desde hace cientos de miles de años. Nuestro último gran depredador   tiene prohibido  cumplir con su papel ecológico. Ya sea el espacio que sea, protegido o sin proteger.

Vivimos el momento más retrógrado de los últimos 40 años de la conservación de la naturaleza, desde que en los años 70 se pusieron en marcha las primeras iniciativas civiles de conservación partiendo de cero. Luchando contra el  más absoluto acoso y  exterminio de  cualquier especie que no  tuviera valor cinegético, mediante la caza directa a tiros,  el uso de cientos de miles de trampas  o el veneno, hasta  conseguir  que especies como el lobo superasen   el difícil proceso  de la supervivencia.

Pero solo ha durado unos pocos años. Ni la mejora de la economía, ni  el mayor nivel cultural que se supone a la sociedad, ni la amplia normativa de protección de la  naturaleza, parecen ser  suficientes para contrarrestar  el golpe de odio que ha surgido contra el lobo en apenas  unos años.   El lobo, aunque se alimentase de lechuga, seguiría siendo posiblemente la causa de todos los males que impactan sobre el terreno rural de este país.





jueves, 12 de octubre de 2017

PEDIR LIMOSNA A LA NATURALEZA

Asturias se está convirtiendo en una región de pobres rurales que piden limosna a la naturaleza para sobrevivir




Pero esa limosna, la pagamos todos los ciudadanos con nuestros impuestos. Los  daños, o  supuestos daños que la fauna silvestre causa  a las personas del mundo rural,  es la clave de la campaña que la Administración asturiana ha puesto en marcha ya hace  seis años para  bajar los  daños, matando   la fauna silvestre que supuestamente  los causa.

Sin duda, el  lobo se lleva la palma con la  continuada reclamación de los daños a la ganadería. Algunos, los menos, reclamados justificadamente. Pero tras  estas reclamaciones se esconden fraudes que hacen que los daños del lobo se conviertan en auténticos negocios.

Le sigue el oso,  para cerrar el círculo de  cobrar como daño cualquier animal que se muera y se deje abandonado en el monte.

Pero daños, lo que se dice daños, los causan ya todos los animales. Se reclama el daño del oso cuando se sube a un cerezo silvestre, el del ciervo cuando come hierba en una finca abandonada,    los del jabalí, aunque sea un metro cuadrado y la cuantía de la indemnización  no llegue a 2 euros.

Pero también  los de las ardillas por comerse unas avellanas que nadie recoge, los del zorro por una gallina vieja, los de los cuervos por ser cuervos y  dentro de poco los de los ratones, los caracoles o las babosas por comerse una lechuga.

Ya los daños  a otra fauna silvestre  propiedad de  determinadas personas, se reclaman con pena de muerte.  El pescador que pide que se mate al cormorán, se   quite de en medio a la garza,  se extermine a las nutrias del río y hasta  se condena a muerte  al martín pescador por comer pezqueñinos…

La usura de un mundo rural contra la naturaleza  ha iniciado  esta carrera de reclamar dinero  del erario público para compensar  pérdidas que en   muchas ocasiones si no son fraudulentas, son irrisorias. Mientras, el mundo rural   ignora que el dinero que recibe de todos los ciudadanos a través de ayudas como las de la Unión Europea, son en función de la necesidad de hacer compatible al propio mundo rural con la conservación de la biodiversidad.

Miles de millones de euros que han convertido al mundo rural en el  único sector social que no ha sabido qué es la crisis económica  y que en cambio  avanza hacia situaciones de crisis de supervivencia porque muy pocos quieren quedarse en él. Intuyen que un día el dinero fácil se agotará. Entonces quedará la fauna silvestre para  extorsionar a la sociedad. Si me hacen daño me pagan, aunque sea un céntimo de euro.

Hoy hemos pillado infraganti a uno de estos malvados seres de la naturaleza 

que  arruinan al campo asturiano. 

Su daño, insoportable.  ¿Solución?.  Por  supuesto, una buena batida, pero antes, 

que me paguen  la pera.



miércoles, 11 de octubre de 2017

EL LOBO DEBE DE ESTAR PROTEGIDO EN SU HÁBITAT

Asturias es la primera región de España  que ha apostado por  expulsar al lobo de su  hábitat natural protegido.


Una buena parte de  la región asturiana  se encuentra bajo la cobertura de alguna  figura jurídica de protección. Parques Nacionales, Parques Naturales y Reservas de la Biosfera entre otras.

En todos los espacios protegidos  se matarán lobos indiscriminadamente


Sin embargo, en  todos estos territorios se está aplicando con estricta rigurosidad desde hace años la práctica de eliminar al lobo.   Aunque escuchemos que hay unos cupos para eliminar lobos y que la Administración no llega a cubrirlos con lobos muertos, no es cierto.

En realidad, desde hace años,  la permisividad de la administración y de  algunos funcionarios de estos territorios protegidos, que a su vez  son reservas de caza,  han permitido una sistemática muerte de lobos de manera irregular en el desarrollo de cacerías de otras especies.

El resultado que  tenemos en la actualidad es que la población de lobos en muchos de los territorios de mayor calidad biológica   de estos espacios protegidos ya prácticamente no existe como población, o al menos, lo que debería de entenderse como población biológica.

Una presencia de lobos establecida en función de la distribución de grupos familiares estable ocupando territorios de mayor o menor extensión en función de la capacidad de obtención de recursos alimenticios.

En la actualidad, algunas áreas protegidas  de la Cordillera Cantábrica en Asturias, cuentan con una población de lobos que si la tuviéramos que evaluar en función de la presencia de grupos familiares, cada grupo no llegaría a 1,4 lobos.

La situación es caótica y ha llevado al lobo a  un proceso de dependencia  de obtención de recursos tróficos que lo sitúa en muchas ocasiones  fuera de las estrategias  y comportamientos innatos de esta especie, precisando mantener  al mismo tiempo la estructura de grupo para   sobrevivir y  cumplir con la función ecológica que   desempeña en la naturaleza.

El Gobierno de Asturias, es el único responsable de la actual situación de daños que  el lobo causa  a la ganadería, le ha obligado y  lo obliga  en la actualidad a buscar en el ganado uno de sus pocos recursos alimenticios a los que puede acceder.

Mientras, para la Administración, los espacios protegidos continúan siendo un valor en alza para promocionar una región de gran valor ambiental, pese a  que ha decidido después de  40 años de intenso trabajo de conservación  renunciar a su  protección.

La Administración de Asturias  está obligada a mantener esta imagen del lobo en los espacios protegidos, no a exterminarlo.



jueves, 5 de octubre de 2017

¿PUEDEN LO LOBOS SALVAR A LAS OVEJAS?

20 años con el lobo en Suiza 

un balance positivo


Detrás de las denuncias  de ataques de los lobos al ganado doméstico  hay muchos intereses. Nadie pone en duda que los lobos  causan daños a la ganadería. Pero  la alarma generalizada que   se ha producido en los territorios loberos de España tiene un fondo muy específico de intereses.

No todo es como se vende día sí y día también en los medios de comunicación, alimentados por noticias que en buena parte tratan de crear un clima que  responde a intereses muy concretos, la mayoría políticos. La lucha contra el lobo vende, o mejor  dicho beneficia.  En el mundo de la oferta y la demanda, quien vende, por lo general obtiene un beneficio.

Políticos, sindicatos y propietarios de ganado   como inversión para beneficiarse de las altas  ayudas económicas de la Unión Europea, son el origen  de casi todas las noticias que hacen referencia al lobo y los ataques al ganado doméstico, presentándolo como una plaga bíblica que condena  a la miseria a quienes lo sufren o conviven con él.

Pero no en todas partes sucede lo mismo. Cuando la racionalidad permite  hacer análisis sosegados, con el tema del lobo, uno puede llegar a    darse verdaderas sorpresas, como lo que sucede en Suiza, donde  la presencia del lobo  ha ayudado a disminuir  la muerte del ganado  doméstico.


Por Caroline Waggershauser

Hace exactamente 20 años que el lobo volvió a Suiza. El día 3 de octubre de 1994 dio señales de vida por primera vez  – atacando a un rebaño de ovejas. La discusión sobre los daños entre los rebaños de ganado doméstico perdura desde entonces hasta hoy.

Aunque los lobos depredan al año realmente sobre unas 200 ovejas, al mismo tiempo salvan la vida a otras 5.000. Solo gracias al lobo se consiguió un mejor pastoreo y control de los rebaños lo cual llevó a que las pérdidas por muerte natural bajaran de unas 10.000 ovejas a menos de 5.000 al año durante la época estival en los Alpes. (Nota: Muertes originadas por complicaciones en el parto, enfermedades, inclemencias del tiempo)  Algo que se debe agradecer a la presencia lobuna.

Al mismo tiempo parece que la presión por ataques de lobo se mantienen dentro de un margen aceptable, tal y como opina la Gruppe Wolf Schweiz (Grupo del Lobo Suizo). Desde su retorno, la cabaña suiza se estabilizó entre 400.000 y 450.000 animales en los últimos 20 años y no se percibe ninguna tendencia a la baja.

     Región de Vallis, al sur de Suiza, un territorio montañoso donde habita el lobo.

Tampoco en la caza deportiva influye el lobo negativamente. El número de corzos y ciervos abatidos solo en el cantón Valais (con presencia de lobos) se triplicaron desde el año 1994. Y en el cantón de los Grisones (también con presencia de lobos) el número de corzos y ciervos se mantienen en un nivel alto y constante. Solo el de los rebecos bajó un cuarto.

Pero el retroceso de los rebecos es un fenómeno que se da en toda la zona alpina (Francia, Suiza, Alemania, Austria, Italia), no solo donde haya presencia lobuna. En el cantón Tesino, otro cantón con lobos, el número de corzos y rebecos abatidos se mantuvo, en cambio, el número de ciervos abatidos hasta se cuadruplicó. Así se puede resumir, que el lobo no influye negativamente sobre las poblaciones de ungulados silvestres de manera que los cazadores deportivos se quedasen sin animales para abatir.

naturschutz.ch/news/20-jahre-wolf-in-der-schweiz-eine-positive-bilanz/90428                                                                            Roman Vonwil                                                                                                                                                                                                        

lunes, 2 de octubre de 2017

LIBERAN UN OSO ATRAPADO EN UNA TRAMPA DE ACERO

Una magnífica intervención de los técnicos del Parque Nacional de Abruzzos en Italia salva de la muerte a un oso atrapado en una trampa de cazadores furtivos



En la que  se da cuenta de la aparición de un oso atrapado en un cable de acero, una trampa    que se utiliza  de manera común por los cazadores furtivos también en España.

Después de un operativo técnico impecable, el oso pudo ser rescatado, pese a que como se puede apreciar  por la fotografías, el ejemplar estaba en muy malas condiciones.


OSO DE PORLEY, ASTURIAS,  Agosto de 2012


Este caso del Parque Nacional de los Abruzzos nos trae el recuerdo de un hecho parecido y ocurrido en Asturias en el año 2012, cuando aparece un oso  atrapado en un  cable de acero en la localidad de Porley en el Concejo de Cangas del Narcea en Asturias

A las 9 de la mañana,  el Seprona se pone en contacto con el FAPAS para preguntar  por el teléfono de algún responsable de la Consejería (es domingo).   Se facilita el contacto  y la Consejería pone en marcha un operativo que termina a las 5 de la tarde con  el disparo de un dardo anestésico para liberar al oso.

Mientras, vecinos,  curiosos y visitantes se acercan a ver al oso atrapado en  la trampa. Todo un espectáculo que  generó  en el animal atrapado un nivel de estrés insoportable para su corazón.
1 minuto más tarde de ser  alcanzado por  el dardo, el oso muere.

La chapuza  de rescate del oso puesta en marcha por el Gobierno de Asturias no tiene parangón. Ya no vamos  a hablar de la necropsia que se hizo al oso,  con un resultado estrambótico para evitar  responsabilidades a los técnicos del  Principado.

Pasados 5 años, los medios y capacidades del Gobierno del Principado  de Asturias son los mismos; ninguno.

Si vuelve a aparecer un oso atrapado en un lazo, no hay protocolos, ni medios. ¿Volveremos a ver una chapuza semejante a la liberación del oso de Porley?.  Seguro que sí. Luego vendrán las declaraciones y necropsias  falsas, para evitar que nunca haya ningún responsable, ni los que pusieron las trampas.


La  chapuza del procedimiento impide castigar a los presuntos culpables.


viernes, 29 de septiembre de 2017

EL PROGRAMA DE TV FAPAS EN ACCIÓN, SE EMITIRÁ FUERA DE ASTURIAS

FAPAS TV ha llegado a un acuerdo para la emisión de sus programas FAPAS EN ACCIÓN para poder emitirlos en televisiones  de otras Comunidades Autónomas de  España.


El acuerdo  establece la posibilidad de emisión a partir del mes de Octubre, si bien cada cadena de televisión los emitirá en función de sus programaciones.

Listado de cadenas de TV que emitirán el programa:

Nombre
Territorio
TV



Tele Donosti
Gipuzkoa
TDT abierto
Bizkaia TV
Bizkaia
TDT abierto
TV Rioja
Rioja
TDT abierto
GTM
Murcia
TDT abierto
Visión 6
Castilla La Mancha
TDT abierto
Levante tv
Comunidad Valenciana
TDT abierto
Popular TV Santander
Cantabria
TDT abierto
Popular TV Mediterráneo
Comunidad Valenciana
TDT abierto
Onda Luz
Andalucia
TDT abierto
TV Eivissa i formentera
Islas baleares
TDT abierto
Interalmeria
Almeria
TDT abierto
Tindaya TV
Tenerife
TDT abierto
Navarra TV
Navarra
TDT abierto
castilla leon
Castilla y León
TDT abierto
Onda Luz
Málaga
TDT abierto
Gigante TV
Islas canarias
TDT abierto



Lancelot TV
Lanzarote
TDT abierto
Global 7
País Vasco
Cable abierto
Canal 4 Baleares
Islas Baleares
TDT abierto
Popular TV Murcia
Murcia
TDT abierto
Global 7 Alava
Alava
TDT abierto
Canal 8 Castilla y León
Castilla y León
TDT abierto
Navarra TV
Navarra
TDT abierto
101 Tv Málaga
Málaga
TDT abierto
TV Sierra de Cádiz
Cádiz
TDT abierto
15 TV
Aragón
TDT abierto

Con este acuerdo, FAPAS trata de  mejorar su capacidad de comunicación con los socios, puesto  que el programa de TV FAPAS EN ACCIÓN  se ha convertido en la actualidad en el  medio de comunicación que aporta  a sus socios de toda España, la información más amplia de todas las actividades que la asociación lleva a cabo.

¿Quieres ver un programa de FAPAS EN ACCIÓN?.
PROGRAMA Nº 13    "CENSANDO OSOS"

Atención:  algunos apartados de este programa ya no están vigentes, como el CONCURSO.


jueves, 28 de septiembre de 2017

DÍA MUNDIAL DE LAS AVES EN ASTURIAS

Entre los actos a celebrar con motivo de este día mundial, está la conferencia que el Presidente del FAPAS, Roberto Hartasánchez  impartirá el sábado 30 de Octubre de 12,30 a 13,30 en el Jardín Botánico Atlántico de Gijón:






LOBOS; CONOCER MEJOR LO QUE QUEREMOS PROTEGER, TERCERA PARTE

La muerte de lobos se justifica permanentemente como una medida para  disminuir los daños a la ganadería. 

Pero no es así, en la mayoría de los casos aumentan.

Lobo que apareció colgado en una carretera de Asturias

Matar  más lobos es una reivindicación constante de determinados sectores que ven al lobo como un riesgo para los intereses ganaderos. Con ello, se  plantea que se produce una disminución de la población de lobos, y por tanto, menos ataques a la ganadería.

Pero los estudios científicos  confirman  la experiencia real.  Cuando se eliminan lobos de un grupo familiar, la respuesta de  los supervivientes es modificar su conducta de caza eligiendo presas más fáciles. Las encuentran en el ganado doméstico y con ello, después de haber eliminado lobos de un grupo familiar, aumentan los daños al ganado en el área donde viven.

Es la conocida desestructuración de los grupos familiares que cuando se actúa  negativamente sobre el conjunto de la población de lobos, llega a crear una desestructuración general de la población.

En la actualidad, eso está ya sucediendo en muchas áreas de alta montaña de la Cordillera Cantábrica, especialmente en Asturias, donde los daños de lobo aumentaron considerablemente en  los pasados años, tras intensas persecuciones de los grupos familiares.

Las muertes de lobos no siempre fueron oficiales.   Muchos lobos han sido muertos en batidas de caza a otras especies en las reservas de caza. Otros  han sido eliminados en los cotos regionales y  bastantes a tiro limpio en aguardos oficiales.

Sin control sobre a quién se dispara. Actualmente parte de la población de lobos carece de estructura familiar y los conocidos grupos familiares, son al final grupos de  uno  o tan solo dos ejemplares. Es el caso de las hembras que se reproducen en solitario y que al tener sus crías se ven obligadas a cazar en entornos humanos donde es más fácil hacerse con presas domésticas.


Ovejas muertas  en un prado   al lado de las casa de un pueblo de Asturias. 
Una vez muertas, cada noche acudía un lobo solitario a comer de ellas.

El caos generado por una errónea estrategia de “gestión del lobo”, nos lleva año tras año al incremento de daños en zonas más humanizadas, generando una alarma social considerable que implica solicitudes de más muertes de lobos por ganaderos, sindicatos y grupos políticos.

Ante esta situación, es  complejo razonar sobre la posibilidad de encontrar  soluciones  como la de que  evitando la muerte de lobos  habría menos daños al ganado doméstico.

Si no se descarga bien el PDF, vete al enlace: