BOLETIN DIGITAL DEL FAPAS Nº15   (Diciembre 2011                                                                            
Carta enviada por el FAPAS hace años a la entonces Ministra Cristina Narbona: 

Sra. Ministra Dª Cristina Narbona:

 Alarmados por la grave situación que afecta a la conservación del Oso pardo en la Cordillera Cantábrica, esta asociación ha elaborado un informe que será presentado el próximo día   tres de Julio en Bruselas a diversos eurodiputados tanto nacionales como de otros países de la UE para alertar sobre la incidencia que la aplicación del Reglamento de control de la encefalopatía espongiforme bobina ha tenido sobre la conservación de esta especie estrictamente protegida.

Me complace adjuntarle un ejemplar, así como un breve resumen del mismo para conocimiento de su Ministerio.

 Quiero aprovechar la presente para manifestarle nuestra honda preocupación por la problemática surgida en España tras la aplicación de esta normativa europea, que ha supuesto la desaparición de los entornos naturales de aquellos recursos tróficos que muchas especies silvestres consumen y que con ello garantizan su supervivencia.

Manifestarle nuestro más absoluto estupor al recibir información del Ministerio de Agricultura en el sentido de que a lo largo de los años de aplicación de esta normativa europea que ha supuesto un grave quebranto para la estabilidad de las poblaciones de animales silvestres, nunca nadie del Ministerio de Medio Ambiente haya propuesto al Ministerio de Agricultura la adopción de medidas que a la par que garanticen la sanidad animal doméstica y humana, garanticen también la conservación de la fauna silvestre, lo cual evidencia un absoluto desinterés de su Ministerio ante esta grave situación.

Manifestarle que efectivamente, la promulgación de un Real Decreto para facilitar la supervivencia de especies como las aves carroñeras es una medida acertada, solo parcialmente para solucionar la crisis, pero inaceptable que tal medida se adopte tras la alarma social surgida en España tras la influencia negativa de las poblaciones de carroñeras sobre los intereses ganaderos.
 
Al Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno de España se le debe de presuponer la capacidad científica y técnica suficientes como para no tener que abordar la solución de estos problemas, esperando a que surja la “alarma social”.
 
Es por todo ello que conociendo y valorando su interés y larga trayectoria personal de trabajo en beneficio de la conservación de los recursos naturales de España, la animamos a que intensifique en su Ministerio los medios y capacidad de trabajo para corregir esta problemática de desaparición de recursos alimenticios de la fauna silvestre ibérica.
 
Reciba un cordial saludo
 
Fdo. Roberto Hartasánchez Martínez
Presidente del FAPAS 

 

LOS QUE COMEN CARROÑAS EN LA NATURALEZA
Seguimiento fotográfico de carroñas 

El trabajo de control fotográfico ha permitido obtener   mucha información de qué especies de la fauna se aprovechan de este recursos que aparece en la naturaleza y que consumen sin tener que efectuar ningún esfuerzo que repercuta en gasto   energético.


  

Villarina
 
Villarina, la osezna liberada   después de haber sido recuperada de sus heridas, manifestó un especial interés por el consumo de carroña y en algunos casos, se alimentó exclusivamente de las larvas, lo que evidencia el importante aporte proteínico obtenido de esta explotación de la carroña

Oso y buitres consumiendo una misma carroña


Grupo familiar de lobos compartiendo un cadáver
 


Joven azor consumiendo carroña
 

El jabalí es un importante consumidor de carne en descomposición
 
Hasta los pequeños carnivoros como la garduña o el zorro se aprovechan de la presencia de las carroñas en la naturaleza
 

 

VIDEOS 

 

Colaboradores:

 
 
 
CARROÑAS EN LA NATURALEZA

En un país como España, donde la biodiversidad alcanza uno de los mayores valores de la Europa Occidental, la crisis de las Vacas Locas, introdujo uno de los problemas desestabilizadores para la conservación de la fauna salvaje, equiparable a la situación que se vivía en los años 70, cuando tratar de conservar una especie, chocaba con la tradición social de matar todo aquello que no era útil para la caza, hasta lograr su extinción.
 
Y más contemporáneamente, y no creemos equivocarnos, la falta de carroñas, ha tenido también para la conservación de muchas especies de la  fauna un impacto tan negativo como la presencia nuevamente del veneno, con ese repunte que ha habido en la última década.
 
Y sin embargo, hemos tardado años y años en conseguir la solución ante  una situación creada en apenas unos días a partir de la histérica reacción social y política con la aparición de una enfermedad que afectaba a la carne consumida por los humanos y que dio lugar a que la Unión Europea promulgase un Reglamento obligando a los estados miembros a retirar de la naturaleza todos los cadáveres de animales muertos.
 
Y ahora, por fin, se dispone de la norma (Real Decreto) que permite devolver a esa naturaleza, las toneladas de alimento que históricamente y por a adaptación a la ecología de los territorios, han sido la base alimenticia de muchas especies de la fauna ibérica.
 
Y, ¿por qué se ha tardado tanto?.
 
Hemos sido testigos de eternas polémicas sobre los ataques de los buitres. Se ha desencadenado una histeria de persecución hacia el lobo por los ataques a la ganadería y se han perdido oportunidades de conservación con especies que explotan la carroñas, más de lo que los estudios científicos habían descubierto como es el caso del oso pardo.
 

Hace unos años, el FAPAS envió esta carta que trascribimos  en la columna de la izquierda a la Ministra Narbona, Ministra muy ecologista por cierto que siempre estaba al lado de sectores conservacionistas.

 
Alarma social
Efectivamente, después de años y años, el Ministerio de Medio Ambiente parecía enterarse de la grave situación a raíz de la “alarma social”. De lo cual podemos deducir que un Ministerio de Medio Ambiente por muchos técnicos, especialistas “ASESORES” y demás moscardones chupando de la teta de la vaca madre durante años y años, no sirven para nada ni se enteran de la problemática que puede existir con la conservación de las especies en este país. Por no pensar que realmente lo que interesa es mantener la eterna situación de los bichos en ese estado lastimero del peligro de extinción para justificar los multimillonarios proyectos Life presentados desde el Ministerio a la Comisión Europea

 Podemos consultar este Real Decreto  y valorar su contenido,. Que ahora sí es una esperanza a que el Gobierno de España, el Ministerio de Medio Ambiente y las Comunidades Autónomas lo apliquen garantizando la conservación de la biodiversidad.

 

La Unión Europea

 

Pero por si a alguien se le ocurre ponerse medallas inmerecidamente, no está de más recordad que si existe actualmente este Real Decreto, es por que antes, la Comisión Europea en la elaboración del nuevo Reglamento de Encefalopatías,   asumió todas las propuestas que le fueron remitidas, propuestas que vinieron de la iniciativa de ongs, tanto de España como de otros países de Europa, interesados y preocupados por lo que estaba sucediendo en nuestro país con la retirada de los cadáveres de animales domésticos de los espacios naturales y la deficiente alimentación de nuestra fauna.

Rosa Miguélez y Roberto HartasánchezEl 9 de Abril de 2006, visitábamos a la Eurodiputada de PSOE, Rosa Miguélez para hacerle llegar los informes elaborados desde el FAPAS y en los que se ponía de manifiesto científicamente, la importancia de las carroñas de animales domésticos en la ecología de las montañas cantábricas,, muy especialmente en la supervivencia de los osos.

Rosa Miguélez ha sido una firme defensora e impulsora en el seno de la Comisión Europea de las reclamaciones del FAPAS, cuyas propuestas, coincidentes con las de otras Ongs internacionales como EURONATUR de Alemania, dieron paso a que fueran asumidas íntegramente por la Comisión y quedaran reflejadas en el nuevo Reglamento Comunitario sobre Encefalopatías.
 
 

Gabriel Schwaderer, Director de EURONATUR, ONG alemana que ha impulsado desde su país los criterios de devolver las carroñas a la Unión Europea, puesto que este es un problema que no solamente afectaba a la fauna ibérica.

 
 
 
En Febrero de 2007, tiene lugar en Asturias una reunión internacional de trabajo con especialistas de varios países europeos con los que se trata por primera vez la problemática de la falta de alimentación en fauna salvaje a causa de la retirada de los cadáveres de animales domésticos en ecosistemas naturales.
 




Matthias Meissener y Alfonso Hartasánchez hablan sobre el terreno en el Valle de los Osos en el centro de Asturias, de la problemática surgida tras el mal de las Vacas Locas.
 

 

¿Desde cuándo hay carroña de animales domésticos en la naturaleza?

 

En los últimos años no han sido pocas las discusiones entre científicos y especialistas en gestión de fauna silvestre sobre las consecuencias que para la fauna tiene el alimentarse de cadáveres de animales domésticos.
 
Por ejemplo, en relación con la conservación del oso pardo, es casi histórica, la teoría entre especialistas de que si los osos se acostumbran a alimentarse de carroñas, estos adquieren un comportamiento en donde la carne es más deseada, por tanto, podría dar origen a osos carnívoros y agresivos.
 
Otras veces, ha surgido la consideración de que los osos que consumen carroñas, tienden a acercarse peligrosamente al hábitat humano, es decir, a los pueblos y aldeas, modificándose el comportamiento natural de esta especie de alejarse de los riesgos que supone la presencia humana. O incluso que esa cercanía hacia el hábitat humano, supone una situación de riesgo para las personas, lo que se considera que el oso hace una selección negativa del hábitat.
Es evidente que aún hay serias lagunas en el conocimiento, tanto del comportamiento de los osos, como en algunos aspectos fundamentales de la ecología de la especie, especialmente los vinculados con aspectos alimenticios.
También es cierto, que durante las últimas décadas,  algunos trabajos de investigación y por tanto, los investigadores que los realizaron, han tenido una tendencia a llevar a cabo trabajos comparativos de osos  como los cantábricos que habitan unos territorios con características muy específicas, con los osos de otras poblaciones de territorios menos intervenidos por el hombre, podríamos decir, más salvajes.
 la Cordillera Cantábrica, los trabajos de selección de calidad del hábitat del oso pardo, han sido manejados bajo estos aspectos, dando a la calidad del hábitat, mayores valores en cuanto que estuvieran menos intervenidos por el hombre o más alejados del hábitat humano.
Sin embargo, los trabajos de campo de seguimiento de la especie, han dado como resultado, ya desde que se iniciaron a principios de la década de los 80 del siglo pasado, que los osos frecuentaban cíclicamente en determinadas épocas del año los entornos de los pueblos de montaña, especialmente aquellos situados en fondos de valles.
La razón de esta aproximación al hábitat humano quedó evidenciada por el hecho de que los osos buscaban en determinadas épocas, la carroña de los animales domésticos que los vecinos de los pueblos depositaban en zonas marginales, muchas veces cerca de los ríos, ya que son lugares fáciles para desprenderse de cadáveres de gran peso y volumen.
Por tanto, en territorios como Asturias, el hábito de los osos a utilizar zonas muy humanizadas debe de considerarse como un hecho histórico  dentro de un comportamiento totalmente natural que se pierde más allá de lo que la ciencia ha descubierto en la biología y la ecología de estos animales, puesto que la actividad humana en general y muy especialmente la ganadera, ha debido de constituir una fuente de recursos alimenticios importantes que los osos han explotado durante cientos de años.

Por tanto, actividad humana, carroñas,  ecología del oso pardo, son algunos de los elementos intrínsicamente relacionados entre sí que sustentan un proceso ecológico natural clave para la supervivencia del oso pardo en regiones como Asturias

 

EL FAPAS EXCLUIDO POR EL MINISTERIO DE MEDIO AMBIENTE

 

Según la Resolución de 27 de octubre de 2011, de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino por la que se designan asesores del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para las estrategias de conservación de especies amenazadas, el FAPAS no ha sido invitado a participar como asesor en el marco de las directrices de gestión de la alimentación de especies necrófagas.

Quedando compuesto por:
 
Álvaro Camiña (Consultor), Ángel García (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores), Antoni Margalida (Grup de Estudi i Protecció del Trencalós), Gloria Pérez (APROCA), Guillermo Blanco (Museo Nacional de Ciencias Naturales), Íñigo Sobrini (Fundación Amigos del Águila imperial), Jesús Charco(Fundación Gypaetus), José Antonio Donázar (Estación Biológica de Doñana), José Antonio Sánchez-Zapata (Universidad Miguel Hernández), José Luís García Lorenzo (Fundación Oso Pardo), José Manuel Delgado (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos), Manuel Aguilera (Fondo Amigos del Buitre), Mario Sáenz de Buruaga (Real Federación Española de Caza), Nicolás López (SEO/BirdLife), Pedro Holgado (Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales).
 

Parece ser que para el Ministerio de Medio Ambiente, de nada vale que el FAPAS haya sido la única entidad que en España ha defendido, estudiado, evaluado y trabajado para demostrar la importancia del consumo de carroña en la conservación del oso pardo.

 

 

 

NOTICIAS

 

El Presidente del FAPAS, Roberto Hartasánchez, ha sido galardonado con el Panda de Oro a la conservación de la naturaleza. Leer más  
 

El Bosque Central Lechera Asturiana sigue creciendo  
El pasado sábado empleados y clientes de la Central Lechera Asturiana, acompañados por personal del FAPAS, plantaron un total de 100 castaños en una finca ubicada en la localidad de Fabar Leer más 
 
Se sospecha que la osa conocida como La Abuela, de entre 23 ó 24 años de edad y que fue localizada en la Montaña Palentina, con problemas de movimiento, delgada y desdentada, que el pasado 8 de Julio era capturada y trasladada al centro de Cabárceno, en Cantabria, ha recuperado su jovialidad y ganas de recorrer el territorio como si de un juvenil se tratase. Leer más 
 
Crías de oso gordas y grandes   
Así es como se encuentran actualmente todas las crías nacidas durante este año 2011 en el valle central de Asturias, el Valle de los Osos, como quieren los vecinos que se conozca a este territorio. Leer más  
 
Instalando un nido de águila pescadora de 40 metros de altura   
Nunca mejor dicho, hoy ha sido un trabajo de altura.  Dentro del programa de recuperación del águila pescadora, la instalación de nidos artificiales es una estrategia que ha dado un gran resultado en otras áreas de Europa. 
Leer más
 
 
                                                                                                                

Síguenos en: