sábado, 18 de noviembre de 2017

A tiros con los osos

Se vuelve a repetir, una vez más, un oso es alcanzado por disparos de un cazador en Palencia


Como no hay imágenes del oso  al que le dispararon hoy,   este es  uno de los últimos de Palencia, con agujeros, desgarrones y rajas por todo el cuerpo. Pero tranquilos murió de los besos y caricias que le dio otro oso, no de los tiros y  los perros de presa que se utilizan en las batidas.

Vayamos al de hoy

Esta tarde de sábado se ha vuelto a producir un hecho   frecuente en Palencia. Un cazador alcanza a  un oso confundiéndolo con un jabalí.

Ahora comienza el baile de  disculpas, lamentaciones y ocultación de la realidad.

No falla la Fundación Oso Pardo. Palencia era su territorio. En connivencia con la Administración,   durante años, mantuvo el monopolio de la  conservación del oso.

Años después, la herencia  es la que es. El oso   amenazado. Duplicando las osas con crías para aparentar que hay más de las que realmente hay,  y año sí y otro también, osos alcanzados por tiros de cazadores en pleno Parque Natural.

Veremos a partir de ahora el   ejercicio circense de que aquí no ha pasado nada.  Parece que el  oso ha recibido varios impactos de bala. Vamos, recuperarlo para curarlo.

Será más fácil que Caperucita andando por el bosque dé con el oso herido y lo cure ella.

Habrá que pedir otro Programa Life para buscar osos  heridos a tiros y curarlos.  Este es el culebrón de la  recuperación del oso en el área oriental de la cordillera Cantábrica.