jueves, 5 de octubre de 2017

¿PUEDEN LO LOBOS SALVAR A LAS OVEJAS?

20 años con el lobo en Suiza 

un balance positivo


Detrás de las denuncias  de ataques de los lobos al ganado doméstico  hay muchos intereses. Nadie pone en duda que los lobos  causan daños a la ganadería. Pero  la alarma generalizada que   se ha producido en los territorios loberos de España tiene un fondo muy específico de intereses.

No todo es como se vende día sí y día también en los medios de comunicación, alimentados por noticias que en buena parte tratan de crear un clima que  responde a intereses muy concretos, la mayoría políticos. La lucha contra el lobo vende, o mejor  dicho beneficia.  En el mundo de la oferta y la demanda, quien vende, por lo general obtiene un beneficio.

Políticos, sindicatos y propietarios de ganado   como inversión para beneficiarse de las altas  ayudas económicas de la Unión Europea, son el origen  de casi todas las noticias que hacen referencia al lobo y los ataques al ganado doméstico, presentándolo como una plaga bíblica que condena  a la miseria a quienes lo sufren o conviven con él.

Pero no en todas partes sucede lo mismo. Cuando la racionalidad permite  hacer análisis sosegados, con el tema del lobo, uno puede llegar a    darse verdaderas sorpresas, como lo que sucede en Suiza, donde  la presencia del lobo  ha ayudado a disminuir  la muerte del ganado  doméstico.


Por Caroline Waggershauser

Hace exactamente 20 años que el lobo volvió a Suiza. El día 3 de octubre de 1994 dio señales de vida por primera vez  – atacando a un rebaño de ovejas. La discusión sobre los daños entre los rebaños de ganado doméstico perdura desde entonces hasta hoy.

Aunque los lobos depredan al año realmente sobre unas 200 ovejas, al mismo tiempo salvan la vida a otras 5.000. Solo gracias al lobo se consiguió un mejor pastoreo y control de los rebaños lo cual llevó a que las pérdidas por muerte natural bajaran de unas 10.000 ovejas a menos de 5.000 al año durante la época estival en los Alpes. (Nota: Muertes originadas por complicaciones en el parto, enfermedades, inclemencias del tiempo)  Algo que se debe agradecer a la presencia lobuna.

Al mismo tiempo parece que la presión por ataques de lobo se mantienen dentro de un margen aceptable, tal y como opina la Gruppe Wolf Schweiz (Grupo del Lobo Suizo). Desde su retorno, la cabaña suiza se estabilizó entre 400.000 y 450.000 animales en los últimos 20 años y no se percibe ninguna tendencia a la baja.

     Región de Vallis, al sur de Suiza, un territorio montañoso donde habita el lobo.

Tampoco en la caza deportiva influye el lobo negativamente. El número de corzos y ciervos abatidos solo en el cantón Valais (con presencia de lobos) se triplicaron desde el año 1994. Y en el cantón de los Grisones (también con presencia de lobos) el número de corzos y ciervos se mantienen en un nivel alto y constante. Solo el de los rebecos bajó un cuarto.

Pero el retroceso de los rebecos es un fenómeno que se da en toda la zona alpina (Francia, Suiza, Alemania, Austria, Italia), no solo donde haya presencia lobuna. En el cantón Tesino, otro cantón con lobos, el número de corzos y rebecos abatidos se mantuvo, en cambio, el número de ciervos abatidos hasta se cuadruplicó. Así se puede resumir, que el lobo no influye negativamente sobre las poblaciones de ungulados silvestres de manera que los cazadores deportivos se quedasen sin animales para abatir.

naturschutz.ch/news/20-jahre-wolf-in-der-schweiz-eine-positive-bilanz/90428                                                                            Roman Vonwil