lunes, 23 de octubre de 2017

I+D+I DE FRUTOS PARA EL OSO

La investigación y la innovación en las estrategias de conservación de la naturaleza también son necesarias



El pasado domingo  estuvimos realizando una actividad de voluntariado muy interesante. Por primera vez hemos utilizado un nuevo sistema de protección de árboles  para evaluar su capacidad de supervivencia ante los daños de fauna silvestre.

A lo largo de las últimas décadas,  FAPAS ha plantado miles de árboles en zonas osera. Pero cuando coincide con  zonas de presencia de ciervos, la supervivencia de los plantones es muy baja.

Los ciervos son  grandes destructores de las plantaciones. Con sus 200 kilos de peso, además de ramonear las hojas, los machos con los cuernos  destrozan todo lo que se les pone por delante, o las hembras se suben a dos patas y tumban los árboles para comer las hojas recién salidas en la primavera.

Así las cosas, no queda más remedio que si queremos plantar árboles que dan alimento a los osos,   tengamos que  realizar importantes cierres para  defender cada árbol.

Este domingo en la actividad de voluntariado organizada por la empresa SOSTENIBLE BEAUTY CONCEPTS,  hemos probado los nuevos protectores CACTUS. Un  sistema de protección que se aleja de los tradicionales protectores de plástico.



Una  tela metálica de alta resistencia y fácil instalación que recubre  al árbol y que en principio debería disuadir a ciervos, caballos y vacas de comer la planta  frotarse contra los protectores o aplastarlos  directamente.




Con el apoyo de 
SOSTENIBLE BEAUTY  CONCEPTS