sábado, 12 de agosto de 2017

NEGRITO ESTRENA LOCALIZADOR GPS

Negrito, el macho de la manada de caballos asturcones del FAPAS, estrena su localizador  GPS.


Los siete caballos asturcones que FAPAS posee,  han sido  subidos al puerto de las montañas de Teverga.  Para su mejor  localización, el macho de la manada ha sido equipado con un localizador GPS


Pocas veces, loas asturcones del FAPAS han sido protagonistas. Hasta ahora, su dedicación ha sido la limpieza de  la estación de investigación que FAPAS  posee en las montañas del Parque Natural de las Ubiñas la Mesa, en Teverga.

Una finca de 20 ha. de superficie donde FAPAS lleva a cabo trabajo de investigación.  Los  asturcones, una raza específica de caballos de las montañas astures que se encuentra en peligro de extinción,  han servido para la recuperación de todas las fincas que se encontraban totalmente abandonadas.

Este año, por primera vez, la manada de asturcones ha sido trasladada fuera de la finca. Pastará en los puertos de montaña que nos corresponden.  Su nuevo trabajo será la limpieza de los cada vez más abandonados terrenos de montaña.

La utilización de ganado para limpieza de monte y como medida de prevención de incendios, es un  antiguo argumento conservacionista.

Pero no es fácil. Las montañas, aunque son de todos, tienen dueño, o dueños. Personas que por el hecho de haber nacido en los pueblos  consideran que ellos son los únicos propietarios, impidiendo que nadie más utilice los pastos.

Pastos que cada año están más abandonados, convirtiendo el terreno en  zonas de frondosa vegetación de matorral. Un matorral que esos propios vecinos exigen que se queme y si no se quema legalmente, se hará  por la noche con la cerilla.

Entender al mundo rural, ganadero y los incendios no es sencillo. En especial a quienes ya no poseen ganado pero insisten en que el monte es exclusivamente de ellos. 

Con estos asturcones, FAPAS pone en marcha un nuevo trabajo de investigación sobre el impacto que el ganado puede tener en la limpieza y mantenimiento de los pastos de montaña. Para ello, la  colocación del  GPS a nuestro macho, es importante, ya que nos permitirá conocer  los movimientos de la manada, qué terrenos utilizan, cada cuanto tiempo.

Podremos posteriormente valorar si el terreno utilizado por los caballos mejora, tal como ha sucedido ya en  la finca de investigación.  El ganado, es una alternativa fundamental para  el mantenimiento de  los pastos de montaña, y por tanto, una herramienta    de lucha contra los incendios.

Pero  mantener ganado en la actualidad, es  en muchas ocasiones un  negocio a corto plazo basado en  aprovechar las subvenciones de la Unión Europea. Por lo que nos planteamos ¿qué sucederá cuando no haya subvenciones?.

Es de prever que  mucho del ganado que hoy hay  en la montaña desaparecerá sin el incentivo de la subvención. Por tanto, habrá que buscar alternativas válidas para  seguir teniendo ganado en las montañas.

Los asturcones son una de las alternativas más  importantes, al menos en las montañas cantábricas, y pocos  son los criadores que en la actualidad tienen este tipo de caballos en las montañas.