domingo, 27 de agosto de 2017

LOS CHAMANES DE LA POSVERDAD Y EL OSO

El censo de osos en la Cordillera Cantábrica, vuelve a ser un ejercicio de fantasía que obliga a los ciudadanos a un auto de fe





¡Todo preparado en La Arena Cantábrica para oficiar un 
“circo romano” para el “electorado” urbano! 

El pasado 17 de agosto del 2017, reunidas las CCAA, hacían público el censo de osas con crías para el año 2016. La totalidad de la prensa que se hacía eco de la noticia, lo hacía suyo sin objeción.

“El censo de 2016 refleja un asentamiento de esta población en la zona occidental de la cordillera, con 34 osas y 57 oseznos, así como una recuperación "sólida" en el área oriental, con seis osas y diez crías, según ha informado hoy en una rueda de prensa en Valladolid el director general del Medio Natural de Castilla y León, José Ángel Arranz.

"El núcleo oriental asentado en Cantabria estuvo a punto de desaparecer y ahora está asentado, por lo que podemos sentirnos moderadamente optimistas", ha recalcado el director general del Medio Natural cántabro, Antonio Lucio, quien ha insistido en que el oso pardo continúa siendo una especie en peligro de extinción.

Pero, ¿información o propaganda de las CCAA? ¿Son ciertos los datos y la lectura de los mismos? ¿Es válido el optimismo en todos los territorios? ¿Es la geografía o las políticas las que influyen en los resultados? ¿Puede ser que los resultados debieran haber sido mucho mejores? ¿Hay gestión de las CCAA? ¿Son todas las CCAA igual de responsables?

Al hilo de esto y contrariado, una persona de dentro (de la Administración y con responsabilidades en el tema),  me comentó que le gustaría saber quién era el “camello” de los allí reunidos….
Desde que pisamos la tierra con conciencia, solo es necesario utilizar la ignorancia o la frivolidad para “vencer”, sin que el interés colectivo, el conocimiento, la realidad o la evidencia influyan o tengan mayor relevancia. Es por tanto, que este hecho inmutable en el tiempo por el grado de conocimiento y desarrollo tecnológico, tenga mayor facilidad de arraigo cuanto más primitiva sea la conciencia…

Con el propósito de convencer o guiar emergió un rol, chamanes, hechiceros, brujos, reverendos trileros,  pseudo-Directores generales et al., configurados con variantes culturales que conservan una estructura común para manejar opiniones salvando resistencias y “llenando” incertidumbres.
Esas variantes se desarrollan a través de la sofisticación sociocultural, donde antes se utilizaban amanitas muscarias, cornezuelos o peyotes para “ver más allá”, el dinero, prestigio, el ocio o notoriedad, actualmente, cumplen con solvencia, y donde la superstición el animismo o religión guiaban en el control de voluntades, hoy lo hace la versión más “suicida” de la necesaria política.

Josep Mª Fericgla, Dr. en Antropología Social y Cultural, expone en uno de sus trabajos que “... el chamanismo no se trata de "una cosa" sino de un sistema de relaciones que organiza la realidad y tiene, al mismo tiempo, un cierto efecto sobre ella. Buscan la eficacia en la vida por encima del conocimiento --o, en todo caso, el conocimiento en función de la eficacia-- en tanto que la ciencia en cierto modo actúa en sentido contrario.

 Ake Hultkrantz, define al chamán como un individuo visionario inspirado y entrenado en decodificar su imaginería mental, que en nombre de la colectividad a la que sirve y con la ayuda de sus espíritus aliados o guardianes, entra en un trance profundo o estado modificado de la mente sin perder la consciencia despierta de lo que está viviendo; durante la disociación mental, su ego soñador establece relaciones con entidades que el chamán vivencia como de carácter inmaterial y puede, hasta cierto punto que depende de su propio poder personal, modificar el orden del cosmos invisible de acuerdo a su interés o al de su colectividad…..

….Las corrientes más influyentes coinciden en observar que el chamanismo utiliza métodos a través de los cuales parecen alcanzarse ciertos objetivos por vías no lógico-racionales, despreciando los instrumentos provistos por nuestra metodología científica…..”

Ake Hultkrantz, "A Definition of Shamanism", Temenos9, 1973, 25-27.
El Chamanismo como Sistema Adaptante. Josep Mª Fericgla. 

Así, sin mucha sofisticación y con eficacia, podría explicarse como la gestión ambiental no ha cubierto más etapas que la de describir un viejo y conocido circulo vicioso con la arcaica consigna “A dios rogando y con el mazo dando” que nos devuelve a la más profunda “caverna”.
Si pensábamos que habíamos tocado fondo y la palpable decadencia e indefensión ambiental situaba a la actual naturaleza, en muchos de los conceptos y desarrollos más básicos y vulnerables en la década de los 70, fue porque concedíamos en un pacto de mínimos con programada ingenuidad, al SIMPLE propósito de la voluntariedad legislativa como aceptable por rupturista, quizás con afán reconciliador y cierre de filas, aceptando como mínimos suficientes, los incuestionables progresos o recuperaciones aunque fuésemos conscientes de que se explican mayoritariamente como consecuencia de los efectos colaterales de la reconocida pero rácana, autodefensa antrópica, el desinterés o el abandono.

Por otro lado, desarmados los ordenados sistemas productivos antrópicos tradicionales, compensatorios y previsibles para la fauna hasta los años 90, la privada satisfacción administrativa por el declive rural tradicional y su acomodada inhibición por conservar la ecología cantábrica, laureada para distraer con infinidad de catalogaciones, menciones y honores en verso póstumo, entrega a la divina providencia y a lo que llaman OPORTUNISTAMENTE, supuesta evolución natural de los sistemas naturales, las políticas de conservación, eso sí, con un continuo empeño en mantener o aumentar desde el cielo la inversión, “aparentemente” muy AGRADECIDA, de la lucha contra los incendios.

Ante dicha situación, nuestros MÍSTICOS gestores y adláteres, como “chamanes”, pronosticaban y auspiciaban como inexorable un DESEO y CONFIABAN en que la desaparición del Previsible y productivo hombre “arcaico” simplemente aliviaría sus tensiones laborales, y quizás, por “SIMPATIA” con ellos, la de la fauna…. Y que el amor a la naturaleza, los deseos, la voluntad y la poesía, de la noche al día y sin un largo invierno, alimentarían con mayor generosidad los estómagos de la fauna, otrora, incomoda y proscrita por adaptativa supervivencia…
Así mismo dispondrían de una posición privilegiada e influyente con el simple desafío de renunciar a la vergüenza, en el mejor de los casos no siendo incómodo, para prestar servicio a las expectativas complacientes del “líder del Clan o tribu” (poder político) a la hora de prostituir los recursos naturales.

Y al mejor estilo chamánico, donde chamanes, brujos, hechiceros, etc DISEÑAN respuestas para facilitar el liderazgo, domesticando miedos y llenando vacíos del clan con la azarosa disposición de unos huesos lanzados al aire; nuestros actuales gestores, hacen gala de una “ceremonia” similar hasta con los huesos, pero nuestros contemporáneos, recogiéndolos en camiones que llevan su “magia” (rentabilidad) muy lejos del lugar…..
Sin embargo, y como se advirtió, lejos de que los ecosistemas cantábricos reconociesen tan buenas intenciones y el ímprobo trabajo del abandono, no exenta de JUGOSAS inversión propagandística anualmente, lo conocido entra una espiral esquizofrénica de procesos desconocidos, caóticos y por lo tanto imprevisibles.

Pero mareando como “trileros” y con estructuras cómplices, despreciando estrategias, realidades y manoseando la ciencia, con la boina y la madreña en retirada, entran LEVITANDO EN PLENO TRANCE al abordaje de la aclamación popular más vulgar con la promoción del “libertinaje” más salvaje e improductivo del espacio cantábrico con finalidad electoral, financiando y legalizando todo tipo de perturbaciones, desordenadas e incompatibles, causantes a su vez de desajustes complejos, cambiantes y desconocidos para los ecosistemas cantábricos y ante los que muchas especies difícilmente pueden dar respuestas adaptativas con la rapidez que sus poblaciones y densidades necesitarían o podrían, incluidas las hipócritamente laureadas actividades humanas que agonizan.

La Batallona del 2013, entre León y Asturias en el Parque Natural de Somiedo. (La Nueva España)

Así donde había ovejas, abejas, conejos, liebres, corzos, perdices pardillas, urogallos y hasta arándanos y endemismos “sagrados” propios de hábitats perfilados por el hombre, ya no los hay, son raros, escasos o están en continuo declive y estrés. Son expulsados de sus áreas con frecuencia imprevisible como consecuencia de una “marabunta” de “Atómicos” con dorsal, “botellones” de cazadores, los “whatching” y gente de buena voluntad a la que se arenga a “violar” el campo por amor y sentimiento de propiedad. Incompatibles entre ellas, consuelan peregrinamente su conciencia justificando comparadamente su grado de perjuicio, adictos todos al ocio suministrado para mantenerlos en trance de sumisión o abstracción….

Y para sumergirnos en esa complacencia auto-justificativa, propia del mejor viaje alucinógeno; En nuestros tiempos, de todo ello se ocupa el reverendo de ceremonias, chamán de turno, que en un ejercicio de ilusionismo con el fin de distraer y ocultar, suministra el placebo necesario y dirige la atención del público donde los espurios intereses dictan.



Sin apenas urogallos y cuando el corzo se derrumba en la protegida Cordillera Cantábrica mientras crece en áreas sin protección, dice el Director Gral. Del Medio Natural de la junta de Castilla y león, que hay "OSAS A PORRILLO", en algún cercano lugar y  sin que las cuentas cuadren. Pero eso deben decir “los huesos” que se llevó.

No existirían los “chamanes” sin sociedades primitivas y autodestructivas que facilitan justificar lo inexplicable y alterar incómodas realidades a cambio de caridad.

El autor, Joaquin Morante de FAPAS,  y la perra MIRA, en una salida de control de venenos