viernes, 25 de agosto de 2017

¿ES REALMENTE TODA LA CAZA UN DEPORTE?

Nos lo preguntamos después de leer el dossier de la  documentalista, especializada en caza
Caroline Waggershauser  que no acude a fuentes externas  a la caza para  sus trabajos documentales, si no al propio mundo de la caza.

Extracto del dossier 
© Caroline Waggershauser 2017


El neurólogo, psicoanalista, etnólogo y cazador suizo Dr. med. Dr. h.c. Paul Parin establece en su libro la conexión entre el frenesí, la pasión, la fiebre de la caza, pero también el disfrute de matar, el asesinato por placer: La caza abre un espacio libre para el crimen, hasta el asesinato y el placer sexual. 28

Él mismo admite en su libro (página 13) que con 13 años experimentó su primer orgasmo después de haber matado un faisán. También dice, que el mayor enemigo de la caza es la razón.

Opina que la caza es un salvoconducto para matar: “No se respetan las reglas ni prohibiciones. Si se escribe sobre la caza, hay que escribir sobre placer sexual y sobre crueldad y crimen. El cazador apasionado quiere matar. Porque se trata de pasión, de codicia, de lujuria. Se trata de sex & crime, de asesinato premeditado. Paul Parin admite en su libro, que los animales sufren con la caza y que los cazadores suelen servirse de todo tipo de argumentos imaginables para justificar la caza y librarla de cualquier culpa. (15) 


Dr. phil. Günter R. Kühnle, cazador, escribió su tesis doctoral sobre el impulso de la caza y la subida de adrenalina al matar: A nivel mundial no se lleva a cabo la caza por motivos prácticos (conseguir alimento), sino por sentir el fuerte estado emocional, la excitación, la subida de adrenalina al matar el animal, el disfrute, la felicidad, la distracción, la relajación y la aventura.

Para el cazador moderno, el matar a un animal salvaje significa cumplir las condiciones para lograr el estado emocional deseado: El subidón. El cazador vive la acción de matar como una experiencia de una satisfacción extrema, mediante el poder del ser humano sobre la naturaleza amenazante. (16)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El momento más trágico en la vida de una  especie cinegética como el ciervo, es el momento del celo. Justo cuando el animal exhibe su poder sexual y cuando  se encuentra en la situación más vulnerable al perder toda prevención ante el riesgo.  ¿Por qué hay tanta pasión por matarlo en este momento?.



EL MOMENTO MÁS TRÁGICO from FAPAS on Vimeo.